Crónica de un concierto: The Killers

Compré la entrada hace eones y parecía que nunca iba a llegar el día, pero al final, el domingo pasado fui al concierto de The Killers en Madrid (en el Palacio de los Deportes), y he de decir que fue una pasada. Mi principal preocupación era encontrar con quién ir, porque los amigos con los que pensaba ir no habían comprado las entradas a tiempo, pero al final se solucionó.

De teloneros estaba un grupo llamado Louis XIV, americano, en Last.fm lo ponían como indie rock. La verdad es que tenían alguna canción buena, y sabían defenderse en directo, así que no estuvo mal. Sorprendía sobre todo la voz de uno de sus componentes: todos esperábamos que en cualquier momento se quitara la barba y mostrara que la voz de mujer que tenía cantando era por algo.

Luego tocó esperar un rato a que montaran el escenario, que tampoco tenía mucho (unas palmeras de verdad, otras de plástico y sobre todo una pantalla enorme y discos formados por un montón de LED’s o lo que fuera en lo alto). Y ya por fin arrancaron, por todo lo alto, con el single de su último disco, Human. Hasta ese momento se podía estar medianamente bien, la temperatura no permitía cocinar sin fuego, el aire tenía su oxígeno correspondiente, los codazos y empujones te los tomabas bien y el olor reinante no destacaba. Pero después de empezar a tocar (y en cuanto la gente se puso a botar) la cosa cambió, y mucho.

Escenario

Quizás fue lo único que no me gustó, que tenías que estar más pendiente de la gente de tu alrededor que del grupo. Porque cuando veías a dos delante tuyo que botaban y se te acercaban peligrosamente te tenías que alejar, y más cuando tenían la camiseta  como si se acabaran de duchar, con la excepción de que lo único que se había duchado era la camiseta, y el desodorante se había tomado unas vacaciones. En fin, mucha grima.

A lo importante, las canciones, la música. Para mi gusto tenían demasiado “ruido”, y no se podían escuchar bien. Vamos, que la memoria hacía el trabajo por si no lo entendías bien. Brandon (el cantante) tiene buena voz en directo y estuvo muy simpático saludando al público y chapurreando alguna cosilla en español. Los otros miembros también estuvieron a la altura.

Tocaron canciones de los 4 discos, así que todo el mundo quedó contento. Yo había escuchado muy poquito del último, y me gustaban bastante más los anteriores, así que en alguna canción estuve con cara de póker. Se notaba cuándo el público conocía la canción y la deseaba. Así que ahora recuerde…tocaron Human, Spaceman, Bones, Shadowplay, Sam’s Town (con Brandon en solitario al piano, algo alucinante y de lo mejor para mí), Smile like you mean it, Mr.Brightside y para terminar de manera apoteosica y entre fuegos artificiales, When you were young, que coreó con fuerzo todo el Palacio de Deportes (que estaba hasta los topes, por ahí hablan de 15000 personas). Se agradeció que tocaran unos cuantos temas de Hot Fuss, el primer disco, que quizás es el que la gente más conoce (al menos los que les siguen desde hace un tiempo). Sencillamente impresionante, me alegro enormemente de haber ido.

Brandon

(Las fotos no son mías, estaba demasiado lejos como para sacar fotos, estas son de un Tuenti)

~ por keiboll en 24 marzo 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: