Transformación

Bueno, este es el texto del que hablaba ayer. Es del tipo “probablemente-no-os-guste-porque-es-parcialmente-horrible” pero aún así quería ponerlo a ver qué os parece:

…Mirando al pasado recuerda el origen de todo esto: su cabeza, sus pensamientos. Como todos, tenías sus problemas y sus preocupaciones. No eran graves, pero ocupaban su mente de forma preocupante. Tenía que mantener un férreo control sobre sus pensamientos ( y sobre sus sentimientos). En ocasiones era el amor lo que le impedía volver a la realidad y salir de su ensimismamiento, pero cada vez más a menudo era el odio, la ira. Se irritaba más fácilmente, y eso hacía aflorar en él un lado oscuro desconocido hasta el momento que al rato conseguía ocultar.

Pero sus preocupaciones fueron a más, y su mente estaba llena de agujeros por los que entraban pensamientos que ya no salían. Estaba perdiendo el control sobre su mente y, por tanto, sobre su cuerpo.


Y un día, como a tantos otros héroes les había ocurrido, él…se transformó…

Se dejó engullir por la negrura que le atenazaba desde hacía tiempo,dejó que recorriera todos los recovecos de su cuerpo, que poseyera su alma. Dio un salto al vacío, sin importarle qué viniera después, pues ya nada tenía que perder.

Los cambios que sufrieron su cuerpo y su espíritu van más allá de los límites humanos. Su carne en esencia era la misma, pero había algo oscuro en ella, algo sobrenatural. Aun así dicen…dicen que cuando su parte humana “murió” se le congeló la sangre que llevaba, pero era tan poca que permaneció en las venas cristalizada para siempre. Es por eso que todo su cuerpo etiene un reflejo azulado, del color del hielo, y por lo que despide un incómodo frío.

Los que han podido sentir su tacto alguna vez habrán notado unos dedos largos, huesudos, pero sobre todo fríos. Cualquiera podría pensar “manos frías, corazón caliente”, y sería cierto, si acaso tuviera corazón. Sin embargo, todavía guarda sentimientos de su vida anterior: amor, amistad…odio, venganza…apartados a un segundo plano bajo una capa de melancolía. Eso hacía que se molestara de vez en cuando en agradar de forma altruista a los que un día fueron sus verdaderos amigos. De todas formas, aquellos humanos que le conocían de vista se sorprendían más de su aspecto físico. Su rostro, ya demacrado, estaba más marcado, con dos pómulos que sobresalían al mundo. Nadie era capaz de sostener su mirada: sus ojos se habíanc errado, reduciéndose a rendijas que captaban la oscuridad.. Sus pupilas, en cambio, aumentarion y cambiaron de color, tornándose en pozos de negrura que miraban al vacío. No exhibía emoción alguna, y sus labios se cerraban en una fina línea que le daba cierto aire de seriedad.

En cuanto al testo de su cuerpo, no cambió mucho. Se perciben músculos por debajo de sus ropajes, listos para cualquier movimiento, tensos, y recorridos por líneas azules, lo que un día fueron sus venas. Además, la falta de luz solar había blanqueado su pálida piel, acentuando aún más ese color azul hielo.

Él gustaba de pasear por las noches, cuando las calles estaban ya desiertas, y dejarse acariciar por la brisa de la medianoche: ese viento gélido y cortante que se cerraba en torno a sus brazos, transmitiéndole su frío suavemente. Ahora la noche era su territorio.

Vencía su soledad viajando entre las sombras, observando silenciosamente a sus antiguos conocidos. Cuando en medio de la noche alguien se giraba nervioso y oteaba la oscuridad que le rodeaba, sintiendo un escalofrío, probablemente ahí estaba él, acechante.

También conservaba de su antigua vida un gusto por conocer, una curiosidad que la inmortalidad ahora le permitía satisfacer, lo que le llevaba bastante tiempo en su “día”. Aun así, ni todo el conocimiento del mundo le habría salvado de su transformación, ya que la voluntad que mostró por cambiar y oscurecerse hubiera vencido cualquier barrera.

Ahora no está vivo ni muerto, no siente ni padece, él tan sólo es…una sombra en la inmensa oscuridad…

FIN

Bueno, tras toda esta parrafada (y su correspondiente esfuerzo por teclear todas las palabras que había escrito) creo que no tengo mucho más que decir por hoy. Espero opiniones.

~ por keiboll en 9 abril 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: