Matemáticas y venganza

Hoy toca charla…pero tengo que soltarlo, que he salido rebosante de felicidad, no sé muy bien por qué. Os pondré en antecedentes: si juntamos en Matemáticas fallos muy tontos con profesor exigente salió este trimestre aprobado justito (4,75), pero me dijo que me presentara a la recuperación para repasar un poco y practicar (lo que se conoce como aprobado condicional, que, ojo, no es “no apruebas la recuperación – no apruebas la evaluación”, si no más bien “ven y así repasas”. Yo ya lo tenía asumido: vale, es mi primera recuperación, aunque ni siquiera haya suspendido. Pero aún así, me iban molestando exponencialmente los comentarios de los que tenían que recuperar, que parece que no tienen sentimientos hacia los demás y les importa un comino tu situación. Hablo de cosas tipo “ala, ¿cómo es que te ha quedado mates?” “bua, mira si será difícil, que a X le ha quedado” o “ya me fastidiaría tener que hacer la recuperación” y de ese estilo, acaba cansando. No sé, supongo que será un tipo de humor especial al que no le pillo la gracia, de igual modo que ellos no pillan el mío, caracterizado con respuestas como “nah, uno empieza a querer matar a todos” o “espera, ¿eso se puede lanzar? (otro) sí, claro, y para matar (yo) ah vale, pues dame uno…no, mejor dos” y todo ello con una amable sonrisa en la cara. Ahora en serio, hay gente que me toca las narices y parece no darse cuenta.

Al llegar la hora del examen, el profesor ha nombrado a 6 personas, las cuales nos hemos ido para otra clase (los aprobados condicionales, aunque faltaba una chica, hmm…) y el resto, unos 40 o así se han metido en otra clase de igual tamaño. Ambos teníamos el mismo examen, pero la ventaja es que el profesor nos ha dado el examen, se ha ido a la otra clase y ¡no ha vuelto!. Pero !oh, paradojas de la vida! de las 5 personas que estaban conmigo, ninguna me ha preguntado que qué hacía ahí (es más, he hablado con una chica que hacía bastante que no hablaba). Nosotros estábamos sin profesor, cómodos, mientras que en la otra clase los pobres mortales estaban encerrados, asándose de calor y todo concentrados.

El examen tenía 5 preguntas, 2 o 3 facilonas y el resto de “idea feliz”. Para esos primeros ejercicios hemos estado calladitos, pero luego ha sido lo mejor: la gente ha empezado a preguntar en voz alta “oye, ¿cómo se hace el 4?” “Se hace así:blablabla” “por favor, disimulad un poco xD” y ya ha sido un examen colectivo con risas y nada de tensión.

Es ahí cuando ya te relajas y miras al examen diciendo: vamos a divertirnos un rato con las Matemáticas (y ya si te sale todo mucho mejor😉 )

P.D.: El examen era por la tarde, y cuando he llegado a casa he visto el mensaje de aidich del concierto, que puso a una hora que yo ya estaba sopa (horario de examen). Así que me hubiera gustado ir, conocer en persona a mimetist, tyorl y demás gente que sólo he visto por Internet. Pero, claro, uno es joven y tiene obligaciones. Y un jueves como que no puedo salir…

~ por keiboll en 14 diciembre 2007.

2 comentarios to “Matemáticas y venganza”

  1. no pasa nada, te perdonamos…😄 al final DaRkMaD sí que ha ido!! ueee

    me han mandado una foto al móvil y todo jeje🙂

  2. Wenas!
    Ya me fastdiaría hacer el examen de mates…jajajaja
    que es broma!! Nah la gente siempre dice X para consolar y buscar una excusa barata,que cuele más que “He suspendido porque no lo hice nada bien”,o algo así,te dije que sería sencillo,y me alegro de que salieras feliz!
    Bueno ya hablaremos
    un beso!
    Xao!*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: