Lo que pensó la maceta de petunias

A los que hayáis leído/visto “Guía del autoestopista galáctico” puede que recordéis que en un punto del libro/película dos misiles se transforman, gracias al Motor de Improbabilidad, en una ballena y en una maceta de petunias. A continuación se oían los pensamientos de la ballena (“Oh, ¿qué es esto tan plano y grande que se acerca a gran velocidad? […] Le llamaré…suelo.“) y los de la maceta (“Oh, otra vez no“). Y luego dicen que nadie sabe por qué pensó eso la maceta, que si lo supiéramos sabríamos mucho más del Universo.

Pues el otro día me enteré. Estaba leyendo el tercer libro de la serie, “La vida, el universo y todo lo demás” (que desde que me lo metí en el móvil, en cuanto puedo me pongo a leerlo), cuando aparece Arthur Dent en una caverna y se encuentra con una especie de espíritu que le dice que en cada una de sus reencarnaciones había sido asesinado por Dent, que si cuando fue un conejo, un pez, un piojo…Y lo revelador: también le dice que una vez apareció a mucha altura reencarnado en una maceta de petunias, y que según caía vió una nave blanca en la que se encontraba Arthur Dent, y pensó “Oh, otra vez no” al ver que volvía a morir a manos de la misma persona…

~ por keiboll en 4 julio 2007.

Una respuesta to “Lo que pensó la maceta de petunias”

  1. Bueno, eso me aclara el misterio de la maceta de petunias. Aun asi, lo de la ballena saludando al suelo me deja😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: