De cómo Unamuno perdió su escaño

Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.”

Ahora que se habla de que los del PP de Salamanca han vetado la propuesta de rehabilitar el escaño de Unamuno en el ayuntamiento con motivo del 70 aniversario de su muerte, en efecto mariposa hay un excelente artículo del que he sacado la cita de arriba y en el que cuentan el altercado que tuvo Miguel de Unamuno con el general José Millán-Astray: tras un discurso de José María Pemán en el que atacó a Cataluña y al País Vasco, Millán-Astray saltó con gritos de ¡España! ¡España!.Después vino el discurso de Unamuno, magistral, en el que llama mutilado e inválido a Millán-Astray, ahí es dónde este exclama “¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!” y al final Unamuno tiene que salir “por piernas” y le retiran el escaño. (Relatado todo ello originalmente por Hugh Tomas)

Pasaos por el artículo de efecto mariposa, donde han puesto los discursos enteros y está todo mucho más detallado.

~ por keiboll en 31 diciembre 2006.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: